Fundación Isabel de Lamo Pattos


Cuando falleció Isabel, pensamos hacer algo que a ella la hubiera gustado llevar a cabo, y que mejor que constituir una Fundación para ayudar a los más débiles, los niños, desde su nacimiento hasta el difícil paso a la adolescencia.
Por eso hemos constituido esta Fundación, en su recuerdo, y por eso intentaremos que en ella quede reflejado su espíritu, por lo que pretendemos que “su” Fundación se guíe por los siguientes rasgos:
 
Optimismo: para afrontar los retos
Alegría: para llevarlos a cabo
Fuerza de voluntad: para terminarlos
Naturalidad: para hacerlos fáciles
Amistad: para no enturbiarlos
Cariño: para salvar los problemas
Ilusión: para seguir el camino
 
Con estas señas de identidad iniciamos esta andadura, pero para llevarla a buen término necesitamos de la colaboración de todos aquellos que os sintáis identificados con estos principios. Sabemos que el camino no es fácil, pero aunando nuestro esfuerzos estaremos en la ruta deseada, ayudar a los demás.

Solo podemos ofrecer trabajo, dedicación y honestidad, y que cuando lleguen momentos difíciles, que los habrá, hacer como hacía Isabel, que hasta los enfados y preocupaciones sean alegres.
 
Los fines de interés general de la Fundación son la ateción y protección de la infancia y de la juventud en los ámbitos social, educativo y sanitario. La Fundaciónm, para la consecución de sus fines, puede realizar las siguientes actividades a simple título enunciativo y no limitativo: Concesiones de ayudas económicas y en especie a personas físicas y a instituciones, promoción y creación de centros educativos y de rehavilitación y formación de niños y jóvenes, creación de becas de ayuda para el estudio, impulsar proyectos de apoyo escolar o capacitacón profesional, creación de centros sanitarios y educativos, realización de cursos y excursiones o viajes, etc. Todas estas actividades se podrán realizar de forma directa o colaborando con otras instituciones.
 

DESCARGAR DOSSIER